Trabajar para Viajar, una vida casi nomade

Seguramente habrás oído del nuevo ideal de la sociedad contemporánea que es viajar a diferentes partes del mundo y aprender de sus diversas culturas. De hecho, existen personas que han adoptado el hábito de trabajar para viajar por distintos lugares.

Atrás quedó el paradigma de trabajar solamente para vivir, ahora la idea de las nuevas generaciones es equilibrar un estilo de vida más libre, que te permita ser una persona abierta a los cambios y nuevas ideas. Que tal si en vez de ir todos los días a una oficina viajas y trabajas alrededor del mundo, obteniendo conocimientos, aprendizajes y experiencias.

Los nuevos exploradores conciben su vida como un constante proceso de cambio, cada día puede ser una nueva experiencia.

¿Odias la rutina? ¿Eres una persona que ama la aventura? Tal vez el trabajar para viajar sea para ti. Rompe el mito que recorrer el mundo es muy costoso o difícil, porque en algunos casos podría ser incluso gratis, todo es cuestión de estrategias y conocimiento.

Pero no se trata tampoco de emprender grandes escaladas o recorrer kilómetros caminando, sino de tener la mente abierta para disfrutar de aquello que te rodea y aprender lo mejor de las personas y diferentes contextos de vida.

Lo primero es tener la capacidad de minimizar tus gastos y reducir los bienes materiales, es decir, se necesita un espíritu minimalista.

Ten una mente curiosa, existen muchos libros y revistas, así como gurús de viajes que te pueden suministrar excelentes conocimientos al respecto, haciendo tus viajes mucho más fáciles.

Aprende e investiga sobre las diferentes maneras de ahorrar dinero al viajar, una excelente forma es la denominada Couchsurfing, esta es una herramienta online, en la cual puedes buscar sitios diversos alrededor del mundo para hospedarte. También, pueden ayudarte o asesorarte con tu viaje.

Consiste en hospedajes gratis de todas las maneras y clases, esto se ha vuelto muy popular entre los viajeros. Así que abre tu mente y participa de la experiencia, desde dormir en un sofá hasta hacerlo en un lugar completamente remoto. La filosofía sobre la cual se fundamenta es compartir experiencias y conocimientos.

Existen también hostales y lugares que hospedan por precios económicos, también portales de internet donde puedes comparar precios y las diferentes alternativas que te ofrecen estos hospedajes. Tal vez puedas trabajar por tu hospedaje y así aprendes a compartir con personas diferentes.

Utiliza la tecnología, hoy en día existen diferentes herramientas que te permiten viajar de forma más cómoda y segura. Como convertidores de divisas o dinero, así podrás saber exactamente el cambio de moneda en tiempo real donde quiera que estés, también existen aplicaciones que te permiten planificar tus itinerarios de viaje y mapas para ubicarte con certeza.

Las redes sociales y grupos de viajeros también puede ser una excelente opción para ti, ya que puedes conectarte con personas que están en tu misma sintonía y aprender de ellos cosas como: dónde hospedarte, conseguir un empleo, los mejores lugares para comer sin gastar mucho dinero, aspectos curiosos de cada zona o sitio, etc.

Ten la mente abierta, para viajar de esta manera debes estar dispuesto al cambio, salir de la zona de confort, desprenderte de los objetos y acumular experiencias con otras personas y lugares. Desprenderse de las metas laborales estructuradas y dejar que la vida te sorprenda.

Elimina la mente de turista, fraterniza con las personas del lugar y aprende de ellos mismos su cultura, descubre los aspectos curiosos más allá de los lugares conocidos y los paseos típicos para los visitantes.

No obstante, toma tus precauciones e investiga bien antes de emprender tu aventura, ya que existen lugares donde hay una alta incidencia delictiva, guerras, conflictos, entre otras situaciones que pueden ser potencialmente peligrosas. Así mismo, cuida tu salud tomando prevenciones con el agua y las comidas.

Viajar y conocer de primera mano diferentes escenarios es un privilegio de pocos, atrévete y no te arrepentirás de vivir las increíbles experiencias de recorrer el mundo. Además, las experiencias como viajar generan mayor sensación de satisfacción que la acumulación de bienes materiales, produciendo una gran sensación de bienestar en tu mente y cuerpo.

También puedes someterte a situaciones nuevas y extrañas revitalizando tu mente e incluso, como mencionan algunos expertos, tiene un efecto que ralentiza psicológicamente el tiempo.